Educación

¿Qué hacer cuando tus hijos te exigen regalos por las buenas notas?


Aprobar todas y si es posible, además, sacar buenas notas este es el deseo de miles de padres y madres estos días convencidos de que si las notas van bien, todo va bien. Tanto anhelamos, padres y madres, los buenos resultados académicos de nuestros hijos que a veces estamos dispuestos a tirar la casa por la ventana.

 

¿Hay que regalar por aprobar todas? Pues hay opiniones para todos los gustos, los que dicen que si, ponen el énfasis en motivación y refuerzo. Los que dicen que no ponen el énfasis en asumir responsabilidades, en ese es tu “trabajo”.

El conocimiento en sí es un regalo (esta frase me ha quedado tipo Coelho), pero me temo que tus hijos piensen que un regalo es algo que viene envuelto en papel de regalo. Y qué hacemos los padres ante esta vorágine consumista que les lleva a nuestros hijos a pensar que: “ si apruebo, tengo derecho a un regalo”.

Te recuerdo que lo bueno de educar es que se nos presentan muchas oportunidades para enseñar lecciones de vida a nuestros hijos.

1.- Regala tu reconocimiento sincero. Dile a tu hijo que te alegras de que se hayan responsabilizado con su trabajo.

2.- No seas ansia, no empieces con lo de: “si te hubieras esforzado más hubieras sacado mejor nota” porque en cuanto dices eso, ya no estás valorando el hecho de aprobar. Ya tendrás tiempo, en otra ocasión, de hablar de esfuerzo y superación.

3.- Si se muestran muy exigentes pidiendo regalo, contraataca, ¿por qué tendría que regalarte algo por aprobar?

4.- regala libros, regala tiempo para compartir, regala entradas a museos, conciertos, regala vacaciones en familia, regala meriendas, regala tiempo para estar con sus amigos, regala tiempo (compartido) para jugar a videojuegos con ellos, regala interés por sus intereses, regala lo que te dé la gana, pero nunca regales porque te sientas obligado a regalar.