Cuidados

La contaminación afecta tu embarazo


Hoy vivimos niveles muy altos de contaminación, temperaturas elevadas y bajo porcentaje de lluvias, suma de factores que dispara las alarmas sanitarias.

Productos tóxicos como el monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y ozono, están presentes a diario en el ambiente y pueden llegar a provocar afectaciones importantes en la salud de las embarazadas.

No importa qué tan buena alimentación o estilo de vida se lleve, el hecho de respirar agentes teratogénicos pone en riesgo la salud del feto.

Un estudio transversal en recién nacidos de madres en Perú, recogió 100 muestras de sangre de cordón umbilical obtenidas del extremo placentario para detectar grados de plumbemia (acumulación de plomo en el cuerpo, generalmente en el transcurso de meses o años).

Ésta se dividió en cuatro categorías: no detectable, sin riesgo, con riesgo y tóxico. Posteriormente se clasificaron en: niveles de plumbemia de bajo riesgo, y niveles de plumbemia de riesgo incrementado.

Al menos 16% de las muestras tuvieron niveles tóxicos de plomo en la sangre. De este porcentaje, ninguna de las madres tuvo exposición a centros mineros durante toda su vida; sin embargo, todas tuvieron diferentes tipos de exposición como viviendas cercanas a grifos y zonas de alto tránsito.

En 30% de las muestras se encontró niveles de plumbemia de riesgo incrementado, por ello se brindó orientación adecuada y se sugirió control médico neonatal.

Residuos tóxicos

Las partículas de carbono negro que contaminan el aire llegan hasta la placenta en mujeres embarazadas y causan graves daños, alertó una investigación de la revista científica Nature Communications; la cual podría ayudar a explicar por qué la polución se vinculan a un mayor riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y bajo peso al nacer.

Expertos de la Universidad de Hasselt mencionaron que las mujeres en estado de gestación pueden tomar medidas preventivas, como evitar calles con mayor tráfico.

Con el uso de imágenes de alta resolución, los científicos descubrieron partículas de carbono negro en el lado fetal de cinco bebés que nacieron prematuramente y de otros 23 embarazos a término completo.

Las 10 madres que vivían más cerca de carreteras transitadas y quienes se expusieron a niveles más altos de contaminación durante el embarazo, presentaron mayor número de esta polución en la placenta, en comparación con las mujeres que vivían al menos a 500 metros de esas carreteras.