Aprendizaje

Estimulación a los bebés y niños


Estimular significa Incitar con viveza a la ejecución de algo y Avivar una actividad, operación o función. Desde que los niños son muy pequeños hablamos de estimulación infantil, para conseguir que desarrollen más y mejor sus capacidades, y hacemos cosas para que nos sigan con la mirada, para que agarren objetos, para que empiecen a balbucear…

Pero, ¿hasta que punto hay que estimularlos sin sobre estimularlos dejando que disfruten de su infancia sin forzarles a hacer cosas más complejas?

Estimulación infantil
Creo que cuando somos primerizos buscamos una estimulación temprana de muchas cosas: que anden pronto, que se apunten a música que aprendan juegos… Cuando sin darnos cuenta estamos ofreciendo la estimulación que necesitan solamente estando con ellos, cantándoles canciones, haciéndoles mimos, dejando que interactúen con los objetos del lugar donde viven (con ciertos límites de seguridad), sacándolos de paseo…

De hecho cuando buscamos como estimular a nuestros hijos estamos favoreciendo la estimulación cognitiva para toda la familia porque los padres empezamos a buscar recursos, juegos y materiales diferentes que ofrecer a nuestros hijos para que vayan desarrollando sus capacidades, y empezamos a buscar información y datos que antes no conocíamos ni mostrábamos interés por ellos. Y esto no es solo cuando son bebés, sino que conforme crecen tienen otras necesidades e intereses y tenemos que ir buscando nuevas ideas y retos para todos.

Una manera de acertar siempre con lo que ofrecemos a nuestros hijos que seguro que favorece su estimulación, es estar pendiente de los periodos sensibles. Algunos son periodos sensibles relacionados con su crecimiento: su interés por el movimiento, por el orden… Si los observamos seremos capaces de responder ante sus necesidades y acertar con las propuestas de recursos, juegos, materiales que les ofrezcamos. Por ejemplo, muchos niños pasan por un periodo de fanatismo por los dinosaurios, y es el momento ideal de buscar juegos relacionados con ellos para aprender otras cosas, vocabulario, historia…

Creo que pasar tiempo con los niños es lo mejor para estimularlos, y no solo “tiempo de calidad”, sino tiempo a secas, cuanto más mejor. Aunque sea yendo a hacer la compra, paseando al perro, o yendo a hacer recados al banco. Todo eso también les hace conocer nuevos lugares, rutinas, palabras, colores…

Dejarles experimentar con objetos que no sean juguetes. Dejarles que se hagan con nuestras cacerolas, nuestros cucharones de madera o el típico mortero, llaves…con herramientas adaptadas a su edad parecidas a las nuestras, con piedras, palos, agua… seguramente acaben ellos y el entorno más sucio y desordenado que con juguetes al uso, pero suelen mostrar muchísimo interés por las cosas que tenemos nosotros.

Pasar tiempo al aire libre, que puedan respirar aire puro, correr, saltar, encontrar bichos, palos, conocer árboles y plantas nuevos, pájaros… Si vives en un entorno rural, será nuestro día a día, pero si vives en ciudad, no dejemos de viajar al campo, a la montaña… sin grandes excursiones o planes los niños disfrutarán del aire libre y eso es una estimulación estupenda. Viajar con ellos aunque sean pequeños siempre es beneficioso.

Elegir juguetes adecuados que ayuden al desarrollo motriz y al desarrollo intelectual y creativo. Juguetes atemporales como los que se usan para juegos simbólicos, juguetes de madera, juguetes de construcción, cuentos, juguetes sin demasiadas luces, sonidos o materiales desestructurados para que sean ellos quien jueguen libremente. Conforme crecen pueden ir variando, se pueden añadir materiales nuevos plastilina, acuarelas, piezas más pequeñas, juegos de mesa, juegos cooperativos…

Y ahora vamos a hablar de tecnología:

Desde luego poner música les encanta desde pequeños y es un recurso super útil para los viajes en coche. Conforme crecen podemos buscar audio cuentos.

En cuanto a vídeos de música son muy útiles para aprender idiomas.

Buscar apps para ayudar con la lectura.