Play & Fun

Decorar una habitación infantil con vinilos


Ambientar una habitación ya no necesita un experto, sino solo un poco de ingenio, en especial cuando se trata del cuarto de los pequeños. Llevar adelante la decoración de la habitación infantil es muy simple si se aplican algunas técnicas como la combinación de colores en las paredes y la colocación de vinilos.

Habitualmente, los niños y niñas suelen tener personajes favoritos, de cuentos, series o cine. Algunos pueden ser muy famosos y por ello, encontramos variedad de objetos -algunos muy costosos- que sirven para personalizar su habitación. Pero no siempre es posible cumplir con el deseo de un niño. Para ello, existe la posibilidad de gastar menos y ser más originales aún: diseñando nuestros propios vinilos infantiles.

Puede ser un personaje famoso o también uno que no sea tan popular, puede que además se combinen distintos vinilos infantiles originales y crear una escena única en la pared. Las posibilidades de decorar una habitación infantil dependerán exclusivamente de qué tan creativo podamos ser.

Por otro lado, la versatilidad de cualquier vinilo, hace posible aplicarlo en una amplia variedad de superficies, desde una pared a un mueble. Pero ¿todos podemos hacerlo? Sí, hasta un novato en diseño de interiores puede superar con éxito esta prueba.

Paso a paso: cuestión de minutos y más sencillo de lo que parece
La colocación de un vinilo en una habitación infantil no nos llevará más de unos minutos en los que la concentración y un trabajo sin apuro son los puntos más importantes.

El primer paso, será establecer el lugar a decorar y limpiar la superficie. A continuación, se deberán tomar medidas y realizar algunas marcas de referencia para comenzar con la colocación.

Segundo paso: para el traspaso, se procede a la separación del papel protector (el de la parte inferior) y el vinilo, el cual se comienza a apoyar sobre la superficie. Esta operación se realiza lentamente, a medida que se quita la capa protectora. Al mismo tiempo, con una espátula de goma o una tarjeta de plástico, se va a ir pasando por encima de la capa superior para asegurarnos del traspaso de la imagen. Así también evitamos las burbujas de aire. Se sugiere que se realice de izquierda a derecha, desde el ángulo superior.

Tercer paso: cuando ya se haya quitado todo el papel protector y el vinilo infantil esté colocado, haremos un último alisado de toda la superficie para asegurar que haya pegado completamente. Esto es conveniente hacerlo con un lienzo o la misma espátula, pero de forma suave, sin ejercer presión.

Cuarto paso: finalmente, estamos listos para quitar el papel superior que recubre el vinilo. Este procedimiento se hará despacio, a medida que se verifica que el vinilo infantil está completo con todos sus detalles. En caso de que haya que rectificar, volvemos a cubrir con el papel y repasamos con la espátula.

Quinto paso: para culminar con el trabajo, se aconseja pasar un trapo limpio y seco por todo el vinilo. Ahora sí, con el trabajo cumplido, estamos listos para coloca otros vinilos infantiles.